viernes, 16 de enero de 2009


En un mundo de realidades y fantasía, compartían el equilibrio de aquella tierra seres de vida roja y seres de vida azul. Durante miles de años se habían respetado gracias a que su rey había armonizado su existencia evitando trifurcas entre ellos.

Pero un buen día el rey ya no pudo hacer nada por mantenerlos a salvo de su odio recíproco, y éste decidió marcharse al ver que ya no lo necesitaban.

Puesto que ya no existían barreras entre azules y rojos estalló una guerra cruel y sangrienta que sería recordada hasta el final de los tiempos.

jueves, 8 de enero de 2009